¿Has oído hablar de la odontología interceptiva?

¿Sabías que existe una fórmula para detectar de forma temprana las posibles anomalías en el desarrollo de los huesos maxilares? Esta es una de las principales preocupaciones de los padres en atención a los problemas bucodentales de sus hijos. Por ello, nuestros especialistas en odontología pediátrica en Vilafranca del Penedés detallan, en las siguientes líneas, qué es la ortodoncia interceptiva o funcional, un procedimiento mínimamente invasivo con el que es posible evitar tratamientos futuros mucho más complejos. ¡Empezamos!

Objetivos de la odontología interceptiva

La ortodoncia interceptiva se centra en corregir alteraciones tempranas (ya sea por un problema hereditario, esquelético o funcional) que, de no ser tratadas, pueden derivar en una maloclusión más grave. Para evitarlo, recomendamos realizar una primera visita al ortodoncista pediátrico a los 6 años de edad para comprobar que los huesos y los dientes se están desarrollando adecuadamente.

¿En qué casos se puede necesitar?

El médico puede aconsejar el inicio de este tratamiento por diferentes motivos. Los más comunes son: 

  • Malos hábitos. Se incluye la succión digital (chuparse el dedo), el uso excesivo del chupete, la interposición lingual (poner la lengua entre los dientes) o la respiración oral.
  • Malformaciones de origen esquelético. El pequeño puede presentar un paladar ojival o estrecho, una mordida cruzada o dientes superiores por detrás de los inferiores.
  • Anomalías hereditarias.
  • Origen traumático. La pérdida prematura de incisivos temporales por traumatismo o extracciones, por ejemplo, puede dejar como secuela un tejido óseo de neoformación muy duro y un tejido gingival fibroso que acabará desviando el crecimiento de las piezas dentales permanentes. 

¿Cómo funciona? 

En los casos mencionados, lo común es que el niño lleve el aparato interceptivo entre los 6 y los 11 años. Esta es la etapa previa a la madurez oral, en la que tanto los dientes de leche como los permanentes conviven en la boca. 

Un tratamiento para diferentes problemas

¿Qué se consigue con la odontología interceptiva?

  • Corrección del crecimiento maxilar inferior (demasiado grande o pequeño).
  • Ensanchamiento de huesos del maxilar.
  • Corrección de problemas de maloclusión. 
  • Creación del espacio necesario para los dientes permanentes.
  • Eliminación de los problemas relacionados con la deformidad mandibular resultante de la succión del pulgar o del chupete. 

¿Quieres tener garantizada la mejor salud bucodental para tus hijos? Desde AG Dental nos avala una amplia experiencia en tratamientos dentales para los más pequeños de la casa y contamos con el mejor equipo especializado en odontología pediátrica en Vilafranca del Penedés. ¡Ven a visitarnos!

Deja un comentario

Abrir chat
En que podemos ayudarte? estamos las 24h
Hola 👋
En qué podemos ayudarte? estamos las 24h